REPORTES DATOS ECONÓMICOS

Datos de Interés

En mayo de 2019 las exportaciones alcanzaron 6.017 millones de dólares y las importaciones, 4.644 millones de dólares. Para lo que va de 2019, la balanza comercial registró un superávit comercial de 1.373 millones de dólares.

Evolución indicadores:

La inflación ha desacelerado su crecimiento en la última medición de junio. Los mayores incrementos de precios se vieron reflejados en los siguientes rubros: Comunicación, Recreación y cultura, Salud, y Equipamiento y mantenimiento del hogar.

El estimador mensual de actividad económica (EMAE) ha mostrado una leve recuperación este último mes de medición (0,8%), sin embargo, a nivel interanual sigue en un nivel de retroceso (-1,3%), donde principalmente los sectores con mayor incidencia Las ramas de actividad con mayor incidencia en la contracción interanual para abril de 2019 son: Comercio mayorista, minorista y reparaciones e Industria manufacturera. En contraposición: Agricultura, ganadería, caza y silvicultura, es el sector con mayor incidencia positiva.

En cuanto al PBI nacional, el FMI pronostica una caída de la actividad económica para 2019 de 1,7%. El gobierno estima en materia de déficit fiscal llegar a un rojo primario de 0,5% del PBI.
 

“El gobierno considera una mejora en la oferta de divisas gracias a la liquidación de exportaciones agrícolas alrededor del segundo trimestre del año”. “También se espera un aumento del desempleo hasta un nivel de 11%”.

INVERSIONES
En materia de inversiones y hasta que el panorama político se ajuste, la posibilidad de tener depósitos a la vista, plazos fijos y moneda extrajera es la recomendación más razonable.

PERSPECTIVAS
Dentro de las perspectivas de economía mundial, destacamos el optimismo por el crecimiento en la economía europea sustentado en parte por expectativas favorables en la coyuntura económica mundial y también por el retraso en la salida del reino unido de la UE.

Existe una persistente debilidad en el comercio mundial debido a un entorno con múltiples incertidumbres en varios sectores. En las últimas dos décadas, la mayor parte de la variación de los saldos comerciales bilaterales —la diferencia entre el valor de las exportaciones y las importaciones entre dos países— es atribuible a factores macroeconómicos, según una investigación del FMI (política fiscal, demanda interna, políticas cambiarias, etc).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *